Tu imagen habla de ti.

Hay muchos clientes que contactan con nosotros y nos hacen la pregunta mágica, mi producto es muy bueno pero no tiene las ventas suficientes, ¿que estoy haciendo mal?

Un buen producto se vende siempre que la gente lo conoce pero para que la gente pueda incluirlo en su lista de la compra, debemos de llamar la atención, destacar en los lineales por algo.
Esa es una lucha diaria para nosotros los creativos, ya que quizás por nuestra profesión, nos atrevemos más a romper las normas, a ser diferentes, a destacar. Es difícil que un cliente se atreva con los cambios, máxime cuando estos rompen los esquemas de mercado en algunos sectores.
No se trata sólo de tener un excelente producto, sino que además debes de dotarlo de un valor añadido, su imagen.
En este caso huimos de la imagen convencional y apostamos por una línea moderna, limpia y atrevida, actual y rompedora en el sector de la llamada “compra por impulso”, imposible no pararte al verlos en un lineal. Con esto ya tienes un buen ingrediente para que tu producto entre directo del carrito de la compra. Si además dispones de un producto excelente acabas de fidelizar un cliente.
Sin lugar a dudas, la imagen es quien hablará de nuestro producto por nosotros, y una empresa que cuida su imagen es una empresa que cuida la calidad de sus productos.
Y tú, ¿te atreves a marcar la diferencia?

Share your thoughts